LA PIRÁMIDE DE KEFRÉN – GUIZA [III]

 Aunque en la actualidad muchos no podemos separar los nombres de Keops, Kefrén y Micerinos [gracias a sus impresionantes pirámides en la meseta de Guiza], la historia del antiguo Egipto no quiso que estos monarcas reinasen en este orden. Kefrén, hijo de Keops, no gobernó inmediatamente después de su padre, sino que quien ocupó el trono de las Dos Tierras tras él fue otro de sus hijos, Djedefre, faraón de Egipto entre 2528-2520 a.C.

La meseta de Guiza con las pirámides de Keops [Khufu], Kefrén [Khaefra] y Micerinos [Menkaura]. Bajo las arenas de Kemet. Arquitectura antiguo Egipto

La meseta de Guiza con las pirámides de Keops [izquierda], Kefrén [centro] y Micerinos [derecha]

 Djedefre, menos conocido que los anteriores, también quiso para sí una pirámide, erigida en Abu Roash [a unos 8 km al norte de Guiza]. A su muerte sube al trono, esta vez sí, su hermano Kefrén [conocido en el antiguo Egipto como Khaefre] quien vuelve a elegir la meseta de Guiza para levantar su monumento funerario, del que vamos a hablar en este artículo.

Mapa del antiguo Egipto. La meseta de Guiza con las pirámides de Keops [Khufu], Kefrén [Khaefra] y Micerinos [Menkaura]. Bajo las arenas de Kemet. Arquitectura antiguo Egipto

Mapa del antiguo Egipto [© Sandra Pajares]

 Una pregunta permanece en el aire, y es que, ¿por qué Kefrén eligió Guiza para erigir su complejo funerario? ¿Quizá para, según algunos, darle importancia al propio culto de su padre? Y si es así… ¿por qué intentar que su pirámide, sin serlo, pareciese más grande que la de su progenitor? No sé si resolveremos alguna de estas cuestiones a lo largo de este artículo, pero si queréis conocer la pirámide de Kefrén, y todo su complejo funerario, os invito a que sigáis leyendo.

No es sólo un asunto de pirámides…

Complejo funerario de la pirámide de Kefrén [Khaefra]. Bajo las arenas de Kemet. Arquitectura antiguo Egipto

Complejo funerario de la pirámide de Kefrén [© Sandra Pajares]

 Para conseguir la inmortalidad tan deseada que buscaban los antiguos egipcios, no bastaba con construir una pirámide, por megalómana que esta fuera. La misma necesitaba de otras construcciones que le otorgasen todo el significado y que sirviesen para preparar el cuerpo del faraón, una vez fallecido, antes de introducirlo en su morada de eternidad [la pirámide], así como los rituales necesarios que se llevarían a cabo una vez el monarca ocupase su lugar en el Más Allá.

  • El templo del valle

 También conocido como ‘templo bajo’, este edificio se situaba al principio de la calzada [en el extremo más oriental] que lo unía al templo funerario, así como a un embarcadero que lo habría conectado con el Nilo. Al norte de este templo nos encontramos con el templo de la Esfinge [que sin duda veremos por aquí próximamente].

Templo del valle del complejo funerario de Kefrén [Khaefra]. Bajo las arenas de Kemet. Arquitectura antiguo Egipto

Templo del valle del complejo funerario de Kefrén [© Sandra Pajares]

Estatua de Kefrén entronizado con el dios Horus. Complejo funerario de Kefrén [Khaefra]. Bajo las arenas de Kemet. Arquitectura antiguo Egipto

Estatua de Kefrén entronizado con el dios Horus, Museo Egipcio de El Cairo [© Kairoinfo4u/ Flickr]

 El templo, de unos 45 m de lado y 13 de alto, posee unas paredes en piedra caliza de gran grosor. Estas fueron recubiertas, tanto en el interior como en el exterior, de granito rojo de Asuán. Al interior puede accederse a través de dos puertas, alrededor de las cuales se inscribieron los nombres y títulos del monarca [únicas decoraciones del templo, ya que no se han descubierto más jeroglíficos ni relieves en él]. Desde ambos accesos, unos pasadizos conducen a una gran antecámara en la cual Auguste Mariette, quien excavó el templo a mediados del s.XIX, encontró dentro de un foso la famosa estatua de diorita de Kefrén.

 Dejando atrás la antecámara nos encontramos con una sala en forma de ‘T’ donde, según los egiptólogos, habría 23 estatuas del monarca realizadas en diorita, alabastro y esquisto. El techo, plano y de granito, tenía aperturas que permitían la entrada de luz, estaba sustentado por 16 pilares de granito y su suelo fue recubierto con alabastro. A la izquierda de esta sala existen tres habitaciones, y a su derecha un corredor nos lleva hasta la calzada. Se cree que el cuerpo sin vida de Kefrén pudo ser embalsamado [quizá sólo purificado] en este templo.

 La elección y disposición de los distintos tipos de piedra y de colores, así como toda una serie de elementos utilizados en la arquitectura de los templos de la pirámide indican seguramente una aplicación consciente del simbolismo cósmico […]. «Los templos del antiguo Egipto» Richard H. Wilkinson

 

Templo del valle de la pirámide de Kefrén [Khaefre]. Complejo funerario de Kefrén [Khaefra]. Bajo las arenas de Kemet. Arquitectura antiguo Egipto

Templo del valle de la pirámide de Kefrén [© Olaf Tausch/ Wikimedia Commons]

  • La calzada

 Con más de 500 m de longitud y unos 4’5 m de ancho, la calzada conectaba el templo del valle con el templo funerario. De esta construcción apenas conservamos parte de la base de roca, algunos bloques de caliza de Tura de las paredes y el suelo del corredor.

 Su techo, plano y de piedra caliza, permitía el acceso de luz a través de aperturas horizontales abiertas a lo largo del mismo. Poseía, a su vez, un sistema de evacuación, en el extremo este de la calzada, que permitía deshacerse del agua que pudiera entrar por las aberturas del techo. Mientras que sus paredes interiores eran perpendiculares, en el exterior tenían una pequeña inclinación, y se cree que pudo estar decorada con relieves.

  • El templo funerario

 En el extremo oeste de la calzada se encontraba este templo, hoy reducido a escombros. Sus dimensiones fueron de unos 113 x 49 m y, al igual que el anterior, su interior se construyó con piedra local revestida de granito rojo. El exterior poseía una franja de granito rojo en la parte inferior de los muros y caliza blanca en el resto.

Templo funerario del complejo funerario de Kefrén [Khaefre]. Complejo funerario de Kefrén [Khaefra]. Bajo las arenas de Kemet. Arquitectura antiguo Egipto

Templo funerario de Kefrén [© Sandra Pajares]

 Desde que se edificó el templo funerario de Kefrén y hasta finales del Reino Antiguo, todos los templos funerarios estarían compuestos de cinco elementos principales: una sala de entrada; un patio abierto; cinco nichos para estatuas; almacenes; y un santuario.

 Veamos qué era lo que se encontraban aquellos que podían acceder a este templo una vez recorrida la calzada…

 Un corredor conectaba el templo funerario con el extremo oeste de la calzada, en cuyo extremo sur había dos cámaras de granito. Desde aquí un pasadizo llevaba al vestíbulo, y desde él se llegaba a cuatro cámaras con suelo y techo de alabastro. Este vestíbulo conectaba, a su vez, con la sala de entrada, de nuevo en forma de ‘T’ invertida y repleta de pilares monolíticos de granito. La sala de entrada poseía, en cada extremo, dos largas cámaras cuyo significado aún no conocemos.

 Tras la sala de entrada se accedía al patio, con suelo de alabastro y rodeado por un pórtico de pilares de granito rojo. Este patio habría albergado 12 estatuas del rey de unos 3’5 m de altura y se cree que sus paredes habrían estado decoradas con relieves. Además de estas 12 estatuas, es probable que el templo albergase otras 50 estatuas del rey, las cuales pudieron ser reutilizadas durante el Reino Nuevo.

 En el muro oeste del patio existían cinco nichos, de gran profundidad, que también habrían albergado estatuas del rey. Dos corredores, en el sur y en el norte del patio, conectaban por un lado las estancias más sagradas del templo, el corredor sur, y el recinto amurallado que rodeaba la pirámide de Kefrén, el norte. Este recinto tenía un pavimento, de unos 10 m de ancho, que separaba la pirámide de la muralla que la circundaba [10 m en los lados norte, este y oeste, y algo más ancha la parte sur, que era donde se encontraba la pirámide subsidiaria].

 Fuera del templo existen cinco huecos para barcos, dos en el norte y tres al sur, los cuales, al contrario que algunos de los del complejo funerario de Keops, se encontraron vacíos.

 

Templo funerario del complejo funerario de Kefrén [Khaefre]. Complejo funerario de Kefrén [Khaefra]. Bajo las arenas de Kemet. Arquitectura antiguo Egipto

El templo funerario de Kefrén [© Fabio Zannier/ Wikimapia]

  • La pirámide subsidiaria

 Al igual que la pirámide de Keops, la de Kefrén cuenta con una pirámide subsidiaria. En la actualidad se encuentra poco de esta pirámide en el lugar, ya que fue desmantelada para utilizar su piedra en otras construcciones [del Egipto árabe de época medieval]. Pudo servir como lugar de enterramiento para las estatuas ka de Kefrén [lo que simbolizaría un remanente de la tumba sur del complejo funerario de Djoser].

 En su interior un corredor, que se extiende por debajo de la pirámide, fue esculpido en la roca y sellado con 3 bloques de piedra caliza. En él se excavó una cámara que contenía una caja de madera con un mueble en su interior. Este mueble pudo ser un santuario, roto deliberadamente antes de ser guardado, que habría servido para llevar una estatua del rey.

  • La pirámide de Kefrén

Las pirámides de Keops [Khufu] y de Kefrén [Khaefre]. Complejo funerario de Kefrén [Khaefra]. Bajo las arenas de Kemet. Arquitectura antiguo Egipto

Las pirámides de Keops [al fondo] y de Kefrén [© HoremWeb/ Wikimedia Commons]

 Llega el momento de descubrir cómo es la segunda de las pirámides de Guiza… pero antes de seguir conozcamos un dato interesante, y es que la pirámide de Kefrén fue conocida en la antigüedad como “La Gran Pirámide”, nombre con el que conocemos hoy día la pirámide de Keops. Además del sugerente nombre, Kefrén intentó que su pirámide pareciese más grande que la de su padre, ya que la edificó sobre un lecho de roca 10 m por encima de la de Keops.

 Con 143’5 m, tres menos que la pirámide su progenitor, los lados de la pirámide de Kefrén tienen 215 m y en su parte superior se aprecia un giro en sus caras, ya que no están alineadas al llegar a la cima. Actualmente su altura es de 136 m [la de Keops tiene, en la actualidad, 137’1 m], y sus lados tienen mayor inclinación que los de la pirámide de su padre. En su parte superior aún se conserva parte de la piedra caliza de Tura con la que fue recubierta.

  • El interior de la pirámide de Kefrén

Sección de la pirámide de Kefrén [Khaefre]. Complejo funerario de Kefrén [Khaefra]. Bajo las arenas de Kemet. Arquitectura antiguo Egipto

Sección de la pirámide de Kefrén [© Sandra Pajares]

 A su interior se accede a través de dos entradas en la zona norte de la pirámide, una esculpida en la roca madre de la meseta y otra a unos 12 m de altura sobre su cara norte. De ellas parten unos corredores que se unen en su interior y llevan a la cámara funeraria.

Cámara funeraria de la pirámide de Kefrén [Khaefre]. Complejo funerario de Kefrén [Khaefra]. Bajo las arenas de Kemet. Arquitectura antiguo Egipto

Cámara funeraria de la pirámide de Kefrén [© Jon Bodsworth/ Wikimedia Commons]

 La primera de las entradas se encuentra alejada unos metros de la cara norte. Al acceder por ella primero da paso a un pasadizo descendente, esculpido en la roca madre, al cual le sigue otro horizontal y después otro tramo ascendente que desemboca en el corredor que parte de la segunda de las entradas. En el corredor horizontal nos encontramos, en su pared este, con una estancia de techo a dos aguas cuya función no está clara aún, quizá sea la misma que la ‘Cámara de la Reina’ de la pirámide de Keops, o quizá una primera cámara funeraria que se abandonó para utilizar la que conocemos hoy día.

 El corredor descendente que parte de la segunda entrada [situada en la cara norte de la pirámide] atraviesa la pirámide hasta llegar a la roca madre de la meseta, donde continúa horizontal hasta la cámara funeraria. Algunos tramos de estos corredores fueron recubiertos de granito rojo.

 La cámara funeraria, de algo más de 14 m de este a oeste y casi 5 m de norte a sur, tiene una altura de unos 7 metros. Parte de la misma fue excavada en la roca de la meseta, exceptuando su techo, realizado con piedra caliza y con doble vertiente [con la misma inclinación que las caras de la pirámide].

 El sarcófago, de granito negro pulido, se situó en la pared oeste y estaba parcialmente ‘embebido’ en el pavimento [aunque partida en dos, aún se conserva su tapa]. Un agujero en el lado sur de la cámara pudo ser utilizado para albergar las vísceras del faraón [de ser así sería el primer cofre, o hueco para cofre, para vasos canopos descubierto en una pirámide]. La situación del sarcófago dentro de la pirámide es casi en el centro de la misma.

 El 2 de marzo de 1818 G. Belzoni fue el primero en entrar en la pirámide en época moderna.

Graffiti realizado por G. Belzoni en el interior de la cámara funeraria de Kefrén [Khaefre]. Complejo funerario de Kefrén [Khaefra]. Bajo las arenas de Kemet. Arquitectura antiguo Egipto

Graffiti realizado por G. Belzoni en el interior de la cámara funeraria de Kefrén [© Jon Bodsworth/ Wikimedia Commons]

 A la pirámide y al complejo funerario de Kefrén habría que añadirle dos elementos más, la Esfinge de Guiza y su templo, estad atentos si os interesan ambos, porque aparecerán por aquí en un futuro.


La Esfinge de Guiza ante las pirámides de Kefrén [Khaefre] y Micerinos [Menkaure]. Fotografía de Francis Frith. Bajo las arenas de Kemet. Arquitectura antiguo Egipto

La Esfinge ante las pirámides de Kefrén [derecha] y Micerinos [izquierda]. Fotografía de Francis Frith [c. 1860]

BIBLIOGRAFÍA

  • Edwards, I. E. S. (2011). Las pirámides de Egipto. Barcelona: Crítica.
  • Kemp, B. J. (2008). El Antiguo Egipto. Anatomía de una civilización. Barcelona: Crítica.
  • Lehner, M. (2007). The Complete Pyramids. Cairo: The American University in Cairo Press.
  • Parra, J. M. (2001). Las pirámides. Madrid: Editorial Complutense.
  • Parra, J. M. (1998). Los constructores de las grandes pirámides. Madrid: Alderabán.
  • Wilkinson, R. H. (2002). Los templos del antiguo Egipto. Barcelona: Destino.

 

 


 Espero que hayas disfrutado de la lectura. Si quieres dejar algún comentario o sugerencia, ¡eres bienvenido! Y recuerda, si te ha gustado lo que has leído puedes suscribirte al blog para que las entradas lleguen directamente a tu correo electrónico.

 ¡Gracias por leerme!

 Sandra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s