DJESER-DJESERU, EL TEMPLO DE HATSHEPSUT EN DEIR EL-BAHARI

 Enclavado en las montañas occidentales de Tebas, la antigua Uaset, se encuentra el templo de la faraón Hatshepsut. Estas cimas, identificadas en la antigüedad con la diosa Hathor, cobijan esta construcción conocida por los antiguos egipcios como Djeser-Djeseru, «el Sublime de los Sublimes». Una inscripción de la tumba de Djehuty, funcionario de la reina, describe el templo como “un palacio del dios, forjado laboriosamente con oro y plata, iluminaba los rostros [de las gentes] con su magnífico esplendor”.

Deir el-Bahari, Djeser-Djeseru Hatshepsut, arquitectura antiguo Egipto, Sandra Pajares, Bajo las arenas de Kemet

El templo de Hatshepsut en Deir el-Bahari [© Rémih/Wikimedia Commons]

 >> Artículo editado del que escribí para el número 4 de la revista «Egiptología 2.0» <<

 En este emplazamiento existía otro importante templo, el de Nebhepetre Mentuhotep, monarca de la dinastía XI [hacia 2055 – 2004 a.C.], con quien da comienzo el Reino Medio. El templo de Mentuhotep II fue construido para rememorar el jubileo del monarca, y sus restos aún son visibles junto al Djeser-Djeseru. Durante el Reino Nuevo se construye otro templo, el del faraón Amenhotep I y su madre, Ahmose Nefertari, destinado a que ambos recibiesen culto en él. Esta construcción, realizada en adobe, estaba situada en lo que más tarde sería la segunda terraza del templo de Hatshepsut, por lo que al comenzar la construcción del templo de la reina, el de Amenhotep fue desmontado [los restos de este templo fueron guardados y han ido apareciendo en las diversas fases de excavación del Djeser-Djeseru].

Mapa de Egipto, Deir el-Bahari, Djeser-Djeseru Hatshepsut, arquitectura antiguo Egipto, Sandra Pajares, Bajo las arenas de Kemet

Mapa de Egipto [© Sandra Pajares]

  • Maatkara

 Hatshepsut, quinta gobernante de la dinastía XVIII [entre 1473 y 1458 a.C. aproximadamente], fue la hija primogénita del faraón Tutmosis I y de la reina Ahmose. Antes de convertirse en faraón de Egipto, Hatshepsut fue la «Gran Esposa Real» de su hermanastro Tutmosis II, hijo de Tutmosis I y de Mutneferet, una reina secundaria. A la muerte de Tutmosis II sube al trono el hijo que este tuvo con una esposa secundaria llamada Isis, el faraón Tutmosis III. El nuevo rey es a penas un niño de unos cinco años cuando adquiere el poder, por lo que, incapaz de gobernar por sí mismo, Hatshepsut se convierte en corregente en el trono de las Dos Tierras. En el año 7 de reinado, y respaldada por importantes figuras de la época, Hatshepsut se autoproclama «Rey del Alto y Bajo Egipto» bajo el nombre de Maatkara.

Busto Hatshepsut, Deir el-Bahari, Djeser-Djeseru Hatshepsut, arquitectura antiguo Egipto, Sandra Pajares, Bajo las arenas de Kemet

Busto de Hatshepsut [© Francesco Gasparetti/Wikimedia Commons]

  • El Djeser-Djeseru

 En un principio el templo de Hatshepsut estuvo considerado un templo funerario, pero actualmente se cree que esta construcción es, en realidad, un templo de culto real que asociaba a la reina, en vida, con el dios Amón, quien fue su “divino progenitor”. A través de esta construcción la reina exaltaba su origen divino y su unión mística con el dios Amón, como hija de éste, legitimando así su derecho a ocupar el trono.

 Esta unión con el dios tebano se realizó incluso en la configuración espacial del Djeser-Djeseru, y es que éste se creó en el extremo oeste de un eje que lo relacionaba con el templo del dios Amón en Karnak, el cual estaría situado en el extremo este de dicho eje. Además de esta relación con templo de Amón, Hatshepsut también quiso unir, de cierta forma, su templo y su tumba [la KV20], por lo que ordenó excavar la misma justo al otro lado de la colina donde se halla ubicado el santuario del Djeser-Djeseru.

Planta del templo de Hatshepsut en Deir el-Bahari , Djeser-Djeseru, arquitectura antiguo Egipto, plano Sandra Pajares, Bajo las arenas de Kemet

Planta del templo de Hatshepsut en Deir el-Bahari [© Sandra Pajares]

  • La construcción del templo

 Según los estudios de la misión polaca que lo reconstruye, el templo de Hatshepsut habría tenido dos fases constructivas. La primera de ellas se habría llevado a cabo bajo el gobierno de Tutmosis II, y la segunda, a la muerte de éste, bajo el gobierno de Hatshepsut. Es más que probable que el proyecto original de Tutmosis II fuese modificado cuando la reina toma el control del mismo, dando lugar al templo que hoy conocemos. Para finalizar su construcción se necesitaron quince años de trabajo, y puede que el templo de Mentuhotep II sirviera de inspiración para el nuevo proyecto. En cuanto al arquitecto, o supervisor, de estos trabajos se considera a Senenmut como el principal responsable de los mismos.

 Antes de comenzar estas importantes obras arquitectónicas, los antiguos egipcios se cuidaban mucho de proteger, mágicamente, la ejecución de las mismas a través de los depósitos de fundación. El templo de Hatshepsut, no iba a ser menos, cuenta con pozos en varios puntos, en los que se han encontrado jarras de ungüentos, vasos de alabastro con el nombre de la reina, escarabeos, modelos de herramientas, etc. Estos depósitos, unidos a los rituales mágicos de fundación [como establecer la orientación del templo, clavar estacas en lo que serían las esquinas del mismo y unirlas con un cordel, etc.] prepararon mágicamente el templo de la reina para que los trabajos comenzasen sin demora.

  • El Templo del Valle

 En primer lugar, en la zona fértil junto a un canal que lo conectaba con el Nilo, se encontraba el denominado Templo del Valle. Esta construcción, antesala del templo principal, fue descubierta por Howard Carter en 1910 durante unos trabajos de excavación en la zona. Sus restos se encontraron en muy malas condiciones, ya que fue desmontado y utilizado como cantera para otras construcciones. Este templo habría contado con dos terrazas y una columnata, y estaba conectado al río mediante un embarcadero.

 El Templo del Valle conectaba con el Djeser-Djseru mediante una vía procesional, bordeada con esfinges de la reina a ambos lados, que tenía 1 km de largo y 37 m de ancho.

  • El patio inferior y el primer pórtico

 Tras recorrer esta avenida se accedía, a través de un pilono hoy desaparecido, al patio inferior [también llamado ‘primera terraza’]. Esfinges de la reina, estanques rituales con plantas de papiro y árboles como tamariscos y sicomoros, así como los traídos de la tierra de Punt adornaban este patio, y tenían como telón de fondo el impresionante edificio aterrazado, conectado mediante rampas y enclavado en la montaña tebana de la faraón Maatkara.

 Al fondo de este patio, y a ambos lados de la primera de las rampas, se encuentra el primero de los pórticos, compuesto por veintidós pilares y veintidós columnas. En los muros de la zona sur [a la izquierda de la rampa], se representó el trasporte [desde Asuán hasta Tebas] y la colocación de los obeliscos que la reina mandó erigir en Karnak; en los muros de la zona norte [a la derecha], la reina aparece atacando a los enemigos de Egipto bajo la forma de una esfinge, así como cazando en los pantanos. Aquí también vemos ofrendas al dios Amón-Min y una procesión de los antepasados de Hatshepsut.

  •  La segunda terraza y el segundo pórtico

 Tras ascender la primera rampa nos encontramos, de frente, con el segundo pórtico a ambos lados de la segunda de las rampas del edificio. Éste se compone por dos filas de veintidós pilares cada una, y en él los relieves nos muestran dos historias, la expedición a Punt, y la teogamia. A su derecha existe otro pórtico compuesto por quince columnas fasciculadas, bajo el cual encontramos cuatro nichos inacabados.

La expedición a Punt

 En estos relieves, representados en la parte sur del pórtico, vemos representado al dios Amón ordenando que se lleve a cabo el viaje a Punt [territorio probablemente situado en la zona suroriental del actual Sudán]; viaje que se realizará en el año octavo del reinado de Hatshepsut. Nehesy, el capitán egipcio, y su tropa llegan a su destino cargados con la mercancía con la que realizarán el trueque, y allí son recibidos por Parehu, el gobernante, e Ity, su esposa [el relieve de ambos se encuentra en el Museo Egipcio de El Cairo, mientras que en el templo hay una reproducción en yeso]. También se nos muestra la vuelta a Egipto de la expedición, con todos los productos recogidos en Punt [como árboles de incienso, ganado, animales salvajes, etc.], y a Hatshepsut ofreciéndole los mismos a Amón.

Expedición a Punt, Deir el-Bahari, Djeser-Djeseru Hatshepsut, arquitectura antiguo Egipto, Sandra Pajares, Bajo las arenas de Kemet

Detalle del relieve de la expedición, donde vemos una construcción típica de Punt [© Hans Bernhard/Wikimedia Commons]

La Teogamia

 Representada en la parte norte [derecha] del pórtico, en estas escenas vemos al dios Khnum, con su torno de alfarero, modelando a Hatshepsut y a su ka, mientras Amón, bajo la forma de Tutmosis I, le da instrucciones. Tras unirse al dios Amón, en una escena en la que el dios le ofrece un ankh [el símbolo jeroglífico de “vida”], Ahmose, madre de Hatshepsut, aparece embarazada y siendo conducida a la sala del parto. Una vez nace Hatshepsut la diosa Hathor presenta a la niña al dios Amón, mientras la reina Ahmose es llevada ante los dioses Thot, Khnum y Heket. Finalmente, Amón aparece representado extendiendo su mano para proteger a su hija.

 Aunque estas escenas serían reproducidas más tarde para Amenhotep III en el templo de Luxor, la teogamia del templo de Hatshepsut es el primer ejemplo de estas representaciones que conocemos, al menos hasta el momento.

  • Capilla de Anubis

 Situada al norte [a la derecha de la teogamia] del segundo pórtico tenemos la capilla para «Anubis, el que está en el lugar del embalsamamiento». Esta capilla posee un vestíbulo, con doce columnas acanaladas y un techo pintado de azul y con estrellas, en el que desembocan tres santuarios. En las paredes, Hatshepsut, cuyas escenas fueron borradas, aparece representada junto a Tutmosis III realizando ofrendas a los dioses Amón, Anubis y Sokar. A pesar de lo dañadas que están, debido a la damnatio memoriae que sufrió la reina, estas escenas conservan aún vivos colores.

  • Capilla de Hathor

Columna hathórica de la capilla de la diosa Hathor en Deir el-Bahari, Djeser-Djeseru Hatshepsut, arquitectura antiguo Egipto, Sandra Pajares, Bajo las arenas de Kemet

Columna hathórica de la capilla de la diosa Hathor en Deir el-Bahari [© Jarekgrafik/Wikimedia Commons]

 Al otro lado del segundo pórtico, en la parte sur, nos encontramos con la capilla de Hathor, cuya importancia dentro del conjunto queda remarcada gracias a la rampa independiente, que parte de la primera terraza del templo, por la que se accedía. Esta capilla consta de dos salas hipóstilas, con pilares y columnas fasciculadas y hathóricas, y un santuario. En sus muros vemos a Hatshepsut representada frente a diferentes divinidades, así como a Tutmosis III, junto a la reina, realizando ofrendas a Hathor. Dos escenas llaman la atención por su ternura, una donde la diosa, en forma de vaca celeste, amamanta a la reina, y otra en la que Hathor, de nuevo en forma de vaca, lame la mano real.

  • La tercera terraza y el tercer pórtico

Colosos Hatshepsut, Deir el-Bahari, Djeser-Djeseru Hatshepsut, arquitectura antiguo Egipto, Sandra Pajares, Bajo las arenas de Kemet

Colosos de Hatshepsut en el tercer pórtico [© Jarekgrafik/Wikimedia Commons]

 Ascendiendo la segunda rampa nos encontramos con el tercer pórtico, compuesto por 26 columnas tras 26 pilares, y en el que se sitúan los conocidos colosos de la reina. Estas estatuas, en las que aún se percibe parte de la policromía que las decoraba, nos muestran a Hatshepsut ataviada con el atuendo jubilar y portando los cetros ankh, uas, heka y nehaha.

  • El patio

 Atravesando este pórtico llegamos al patio de la tercera terraza. En el centro del mismo se erigieron estatuas de la reina en actitud oferente y portando vasos nw en sus manos. Este patio se encontraba delimitado por una triple columnata, en su lado este, y una doble columnata en sus otros tres lados, y en sus muros las representaciones nos muestran las ceremonias de la «Hermosa Fiesta del Valle» y de la «Fiesta de Opet». En la pared oeste del mismo existen unos nichos en los que se habrían colocado estatuas de la reina, probablemente representada con el atuendo jubilar.

 Al norte [derecha] del patio existen dos elementos más. Por un lado, la capilla norte de Amón, donde la reina y su padre aparecen adorando al dios. Así como el santuario de Ra-Horakhty, compuesto por un vestíbulo con columnas, donde hay un nicho dedicado a la reina, y desde el que se accede a otra sala donde, subiendo unos escalones, accedemos al altar solar.

 En la parte sur [izquierda] del patio encontramos otra capilla consagrada a Amón, así como capillas para Tutmosis I y Hatshepsut. En la capilla de la reina, cuyo techo está decorado con un mapa celeste, las representaciones nos muestran procesiones con ofrendas de alimentos, vestidos, flores, etc., así como a la soberana en la barca solar.

  • Santuario de la barca de Amón

 En el muro oeste del patio, y excavado en la roca, se encuentra el santuario para la barca de Amón, al que se accede atravesando una gran puerta de granito. Aquí, una serie de estancias de techos abovedados y comunicadas entre sí, estaban preparadas para recibir la barca del dios [la cual pasaba dos días en el templo de la reina durante la «Hermosa Fiesta del Valle»].

 En la primera de estas salas vemos, tanto a la reina como a Tutmosis III, arrodillados y realizando ofrendas ante la barca de Ra, tras ellos aparece Neferura [hija de Hatshepsut]. También Hatshepsut y Tutmosis III son representados realizando ofrendas a las estatuas de Tutmosis I y Tutmosis II, seguidos de la reina Ahmose y Neferubity, hermana de la reina [estos cuatro ya difuntos cuando fueron representados en estas paredes].

Acceso al santuario de Amón, Deir el-Bahari, Djeser-Djeseru Hatshepsut, arquitectura antiguo Egipto, Sandra Pajares, Bajo las arenas de Kemet

Acceso al santuario de Amón [© JOlaf Tausch/Wikimedia Commons]

 En la segunda estancia la decoración hace referencia a rituales de purificación. Aquí, Hatshepsut en la pared sur y Tutmosis III en la norte, llevan a cabo estos rituales, en dos ocasiones purificando la estatua de Amón-Ra.

 El tercer y último espacio era la sala de ofrendas. Durante un tiempo se creyó que esta sala fue un añadido de época ptolemaica, por las representaciones de sus muros, aunque hoy día se afirma que fue realizada durante el reinado de Hatshepsut, y que su decoración fue añadida posteriormente por los Ptolomeos. Aquí vemos representados a Imhotep [arquitecto de la pirámide escalonada de Djoser] y a Amenhotep hijo de Hapu [principal hombre de confianza de Amenhotep III] ambos divinizados en época ptolemaica.

  • ¿Qué ocurrió con el templo a lo largo de los años?

 Tras fallecer Hatshepsut el templo fue destruido por gobernantes de las dinastías XVIII [a la que ella misma pertenece] y XIX. Además, algunos elementos del templo fueron utilizados como cantera para otras construcciones, por lo que éste fue desapareciendo, poco a poco, tiempo después de ser construido.

 Ya en nuestra era, más concretamente el siglo VII d.C., en la segunda terraza del Djeser-Djeseru, se edificó un monasterio copto, el Monasterio del Norte, del que deriva el nombre árabe con el que conocemos este lugar, Deir el-Bahari.

 Deir el-Bahari fue visitado por los viajeros del siglo XVIII, así como por los investigadores que viajaron a Egipto junto a Bonaparte, entre 1798 y 1801. Todos ellos realizaron los primeros dibujos que conocemos del lugar. También Jean-François Champollion e Ippolito Rosellini llegaron aquí en 1829, siendo este el momento en el que Champollion descubre, con gran asombro, el nombre de la soberana.

 En 1844, Karl Richard Lepsius es el primero en percatarse de la relación ritual entre el templo de la reina y el de Amón en Karnak, y en realizar un plano, bastante aproximado, de la configuración espacial del templo. Además, Lepsius trasladará varios bloques del edificio y partes de estatuas de la reina a Berlín. Será Auguste Mariette quien, entre 1858 y 1866, establezca el primer plan de excavación del lugar, y realice una planta arquitectónica del complejo más detallada.

El templo de Hatshepsut, acuarela de Howard Carter, Deir el-Bahari, Djeser-Djeseru Hatshepsut, arquitectura antiguo Egipto, Sandra Pajares, Bajo las arenas de Kemet

El templo de Hatshepsut, acuarela de Howard Carter [1899]

 Édouard Naville trabaja en Deir el-Bahari, entre 1892-1897 y entre 1903-1906, junto a Howard Carter, quien es el encargado, gracias a sus dotes artísticas, de dibujar los relieves del templo. Al finalizar las campañas de trabajo de Naville, será Émile Baraize, arquitecto francés, quien tome el relevo y lleve a cabo trabajos de conservación y restauración en el templo. Entre 1911 y 1931 H. Winlock, de la misión americana del Metropolitan Museum of Art de Nueva York, es el encargado de trabajar en el templo.

 Por último, es el Centro polaco de la Universidad de Varsovia en el Cairo quien, desde 1961, trabaja en las labores de reconstrucción del Djeser-Djeseru, junto al Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto.


Busto Hatshepsut, Deir el-Bahari, Djeser-Djeseru Hatshepsut, arquitectura antiguo Egipto, Sandra Pajares, Bajo las arenas de Kemet

Busto de Hatshepsut [© Hedwig Storch/Wikimedia Commons]

BIBLIOGRAFÍA

  • Bedman, T. (2002). El templo de Hatshepsut en Deir el-Bahari, la escalera hacia el cielo para el dios de Tebas. En: Tebas. Los dominios del dios Amón. Madrid: Museo de San Isidro.
  • Bedman, T. y Martín, F. J. (2009). Hatshepsut. De reina a faraón de Egipto. Madrid: La esfera de los libros.
  • Seco, M. (Ed.) y Jódar, A. (Ed.) (2015). Los templos de millones de años en Tebas. Granada: Editorial de la Universidad de Granada.
  • Weeks, K. R. (2006). Los tesoros de Luxor y el Valle de los Reyes. Madrid: Libsa.
  • Wilkinson, R. H. (2002). Los templos del antiguo Egipto. Barcelona: Destino.
  • Polish-Egyptian Archaeological and Conservation Mission at the temple of Hatshepsut at Deir el-Bahari 

 


Espero que hayas disfrutado de la lectura. Si quieres dejar algún comentario o sugerencia, ¡eres bienvenido! Si te ha gustado lo que has leído puedes suscribirte al blog para que las entradas lleguen directamente a tu correo electrónico.

 ¡Gracias por leerme!

 Sandra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s